Make your own free website on Tripod.com

Un Proceso Para Vivir Con Cristo

 

Por

Alexandra Porter, Ph. D.

 

 

Conferencia

El 20 de noviembre de 2000

 

¡Buenas tardes a todos!  Bienvenidos a la primera parte de “Cómo Depender y Estar En Armonía Con Cristo”.

 

Antes de que empiece esta conferencia, centrémonos.  Siéntense cómodamente en sus sillas, relajasen por un momento y tomen la actitud de que están en la presencia de Diosito. 

 

¡Muy bien! Permítanme abrir esta conferencia con una oración. 

 

Madre – Padre Dios, en la conferencia de hoy, nosotros le rogamos que nos bendiga y nos conceda la seguridad de su presencia.  Por favor permita que cada uno de nosotros se una con usted a través de nuestro Señor Jesucristo y que todos nosotros, quienes nos reunimos aquí hoy, podamos encontrar el consuelo y la paz mental en el contenido de esta conferencia. 

 

Por favor, únanse conmigo ahora, en la Oración del Padre Nuestro.  Padre Nuestro, que estáis en los cielos…

 

Ahora terminaremos este período de dar gracias con una concentración en "Alabando la voz interna."  

 

¡Excelente!  Muchísimas gracias.  

 

El contenido de esta conferencia viene de mis  investigaciones profundas en el área de la Salud y los Servicios Humanos.  Esta conferencia les ayudará a contestar la pregunta: “¿Cuál es el significado de la vocecita silenciosa?”  En este respecto, una idea innovadora se presentará para analizar la pregunta: “¿Es la ‘vocecita silenciosa’ un mensaje auditivo de un Ángel en la gracia de Dios o de uno caído?”  El tema será analizado en el contexto de la experiencia en particular.  También está incluido, un resumen breve de “Cómo Depender y Estar En Armonía Con Cristo,” el cual es el título de la serie de estas conferencias.    

 

* * * *

 

En la Edad Media , había un místico Irlandés de nombre Doran, que dijo: “Yo vivo en paz en vida, mientras que por fuerza de decreto vivo en Irlanda y en decepción.”  A esa altura de su evolución espiritual, a él le había despertado una conciencia y él podía ver dos mundos; uno de paz y el otro de decepción.  En la declaración del místico había una creencia en un ser que podía alcanzar reinos más altos de vivir.  Él, también, nos estaba dando la división de los aspectos de la personalidad de una Alma. Creo que esa declaración se estaba refiriendo a los dominios entre el ser personal y la fuente principal. 

 

Hace varios años fui maestra de un programa de enfermería, patrocinado por el Distrito Escolar de Los Ángeles, California (LAUSD por sus siglas en ingles) cuyos estudiantes eran seleccionados de estudiantes de la secundaria que habían terminado el undécimo grado.  El programa estaba acreditado por la Junta de Enfermería de California y al finalizar todos los cursos del programa, los estudiantes habrían reunido las condiciones necesarias para tomar el examen de licencia de enfermería del estado.

 

Aunque estudiantes de cualquier escuela secundaria eran admitidos al programa, en ese tiempo, solamente cuatro escuelas secundarias de este distrito escolar fueron designadas como campos satélites para el programa.  Debido a que el transporte por autobús no era suministrado por el distrito escolar, cada campo satélite fue ubicado estratégicamente para servir mejor y complacer cada área del distrito escolar.  A mi entender, este programa era único y el LAUSD era el único distrito escolar en California que tenía tal programa.  En ese tiempo, yo era la maestra que estaba dando el programa en el campo satélite de la Bahía Sur del distrito.

 

El curso era dado en segmentos de treinta horas por semana y los estudiantes se reunían en el campo satélite de la escuela secundaria para las conferencias y practicas y en un hospital local, acreditado por el estado y la Junta de Enfermería, para el internado de las clínicas.  Durante el curso de enfermería entero, junto con enseñarles la relacionada matemática, el Inglés (consistiendo en escribir, documentación y comprensión de lo escrito) y la Ciencia , yo era la única maestra de didáctico y del internado de las clínicas.

 

Incluido en el programa estaba un componente de Fundamentos de Enfermería.  Enterrado en este componente del programa, había un bloque de dieciséis horas de instrucción que enfatizaba farmacología y el cálculo de las dosis de tratamiento usando el sistema métrico; el cual una alta mayoridad de los estudiantes de enfermería encontraba muy difícil.  Por consiguiente, el cálculo de las dosis de tratamiento era un área de preocupación para todos los instructores de enfermería que enseñaban este programa.  Hasta el punto, que el tema era una discusión en curso entre nosotros.

 

Un jueves, después de regresar a casa del trabajo, estaba pensando en la dificultad que mis estudiantes estaban teniendo aprendiendo a usar el sistema métrico.  Sobre la base de una observación personal, este grupo de estudiantes de enfermería no era insólito.  Aunque al final todos mis estudiantes se las arreglaban para dominar este bloque de instrucción, el bloque de dieciséis horas asignado a esta instrucción nunca era suficiente para cubrir la destreza de dominio requerida por el programa o lo asignado por el mandato de la licencia de enfermería del estado.  Cuando llegué a casa ese día me preguntaba si mis estudiantes alguna vez estuviesen listos para el examen de la Junta de Enfermería del estado de California.

 

Esa noche me retire a la cama como de costumbre pero fui incapaz de quedarme dormida.  Continuaba pensando que necesitaba un milagro para preparar nuestros estudiantes en el cálculo de las dosis de tratamientos usando el sistema métrico.

 

Reconociendo lo importante que era, para mí, estar descansada al día siguiente, traté desesperadamente de quedarme dormida: leyendo, consumiendo leche caliente con canela, y hasta contando ovejas.  A mi asombro, esa noche probé todos los remedios que conocía, y descubrí que fueron inútiles.

 

Mientras trataba, desesperadamente, de quedarme dormida, mi mente estaba completamente despierta, buscando una solución que terminaría la dificultad que mis estudiantes estaban teniendo con un componente crítico del programa de enfermería.  Luego, recuerdo pensar en algo que había leído en el libro de Max Heindel, titulado La Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas, Volumen I.  En las páginas 22-23 de este libro, él nos dice:

 

“Hay cierta tendencia en muchas personas a creer que todo lo que es, es el resultado de algo anterior, no dejando así lugar alguno para algo original.  Los que estudian la vida, hablan solamente de involución y evolución; los que estudian la forma, es decir, los científicos modernos, se relacionan con la evolución solamente, pero los más adelantados de entre ellos están empezando ahora a encontrar otro factor, que han llamado Epigénesis. Ya en 1757, Gaspar Wolff emitió su Theorea Generationis, en la que se muestra que, en el desarrollo del óvulo, hay una serie de nuevas formaciones, no determinadas por lo ya efectuado, y Haeckel, endosando esa obra, dice que en nuestros días no está justificado llamar "teoría" a la Epigénesis , porque es un hecho que puede demostrarse en el caso de las formas inferiores, cuyos cambios son rápidos, lo que puede observarse por medio del microscopio.  Desde que se le dio la mente al hombre, ese impulso creador original, la Epigénesis , es lo que ha sido la causa de todo nuestro desenvolvimiento. Ciertamente, construimos sobre lo que ya ha sido creado, pero hay además algo nuevo, debido a la actividad del espíritu, y es en esa forma que nos convertimos en creadores, por que si solo imitáramos lo que ya ha sido hecho por Dios o por los Ángeles, no nos sería nunca posible convertirnos en inteligencias creadoras: seríamos simples imitadores. Y aún cuando cometamos errores, puede decirse que, muy frecuentemente, aprendemos mucho más de nuestros errores que de nuestros éxitos. [pp. 22-23]

 

Luego a las dos de la mañana, durante esa noche insomne, una idea vino a mi mente que quizás debía levantarme.  La idea vino de una voz melódica, de sexo femenino, dentro de mí que cuchicheó "Levántese" en una manera sutil e indiferente; mientras desde ese mismo espacio interior escuché otra voz no especifica que, en un tono extraño y provocativo, me recordaba cuán importante el descanso era para mí.  Mi decisión, por la acción que tomé, fue determinada por algo que leí en un libro titulado “Los Misterios Rosacruces.”  En la pagina 17 el autor dice:

 

“El místico puede también equivocarse debido a su ignorancia y caer en las redes de la ley de la Naturaleza , pero como quiera que es impulsado por el amor, sus equivocaciones nunca serán muy serias, y a medida que crece en gracia, la silenciosa voz de su corazón le hablará más distintivamente para señalarle el buen camino.

 

La Fraternidad Rosacruz se esfuerza para preparar al mundo en general, y especialmente a los sensitivos en los grupos, para el despertar de los poderes latentes en el hombre, a fin de que puedan ser bien guiados en la zona peligrosa y estén lo mejor preparados que sea posible para el uso de sus nuevas facultades. Se hace el esfuerzo de combinar el amor —sin el cual, según Pablo, el conocimiento de todos los misterios es inútil—,”  [Max Heindel]

 

Siguiendo la historia, decidí levantarme y para usar mi tiempo sabiamente decidí trabajar en un proyecto viejo de informática y, en oración, rogué tener la presencia Divina del Cristo Jesús.  Si usted alguna vez ha experimentado una noche insomne así como esta, lo que sigue podría ser de interés para usted.

 

Durante esa noche insomne, terminé un programa de instrucción asistida por computadora (CAI por sus siglas en ingles).  El programa CAI fue diseñado para los estudiantes del primer semestre de enfermería.  Este le enseñaba al estudiante cómo expresar las dosis de tratamiento como proporciones y cómo calcular las dosis de tratamiento usando conversiones equivalentes en el sistema métrico.

 

El producto de informática desarrollado esa noche insomne, junto con todas sus claves matemáticas, las ideas de ilustración gráficas y los módulos de la programación informática  fue diseñado como un suplemento para nuestro texto básico.  Los nueve módulos del programa CAI dirigían el tema de farmacología y el cálculo de las dosis de tratamiento, específicamente, a la pericia de escritura del estudiante de la escuela secundaria.  Además, la destreza de comprensión y el banco de datos de las preguntas también estarían preparando a mis estudiantes de secundaria para el examen de la Junta de Enfermería del estado.

 

Durante esa noche insomne la idea me vino de añadirle la música, los gráficos y un archivo de dirección que estaría al tanto de las pruebas, los errores, y los éxitos de cada estudiante.  Esa misma noche, junto con las ideas, la pieza de música específica, la ilustración y las rutinas de dirección fueron, para mí, también cristalinas.

 

Aunque no dormí esa noche, la mañana siguiente, fui a trabajar descansada; perspicaz que tenía una solución para un problema sumamente crítico.  Ese día, durante nuestra post-conferencia rutinaria, les pregunté a mis estudiantes si estaban dispuestos ha dedicar tiempo adicional hacia dominar farmacología y el cálculo de las dosis de tratamiento.  Después de un acuerdo unánime, de parte de los estudiantes, termine la post-conferencia y me fui a mi oficina.  Luego hice una llamada telefónica al departamento del programa de enfermería y solicité una cita con el Director del mismo.

 

Dos días después, cuando presenté el producto de informática y una propuesta conceptual para utilizar la herramienta de aprendizaje con los estudiantes de enfermería, fue aceptado al punto.  Empecé a implementar el producto de informática inmediatamente con mis estudiantes; el programa CAI fue capaz de medir el tremendo éxito que se había obtenido.

 

Como consecuencia de esa experiencia mis preguntas fueron:

v       “¿Desde dónde vino esa voz?” 

 

v       “¿Qué es la vocecita silenciosa?”   y

 

v       “¿Quién es el responsable por la finalización del programa CAI?”

 

Para mí, todas, las preguntas anteriores eran muy ofuscadas tanto como desconcertantes.  Serán explicadas en esta conferencia desde las normas de conocimiento que adquirí esa noche insomne.

                                                                                  

Mi primera pregunta fue, "¿Desde dónde vino esa voz?”  La respuesta para esta pregunta será dada con prefacio de una declaración de Max Heindel.  En su libro titulado, Misterios de Las Grandes Operas,  Max Heindel nos dice:

 

“Como hemos dicho en el Concepto Rosacruz del Cosmos y como hemos explicado, además, en la Filosofía Rosacruz respecto a una pregunta que se refiere al ritual en latín en la Iglesia Católica , un nombre es un sonido.  Propiamente pronunciado, no importa por quien, tiene una influencia dominadora sobre la inteligencia que representa, y la palabra dada en cada grado de Iniciación facilita al hombre la llave para entrar en una esfera especial de vibración, poblada de ciertas clases de espíritus.  Por consiguiente, como un diapasón responde a una nota del mismo sonido, así cuando Fausto pronuncia el nombre del Espíritu de la Tierra , este nombre abre a su conciencia todo lo que penetra su presencia.

 

“Se debe tener presente que la experiencia de Fausto no es un ejemplo aislado de lo que puede suceder bajo condiciones anormales.  Él es un símbolo del alma que busca.  Todos nosotros somos Faustos en cierto modo, porque en algún estado de nuestra evolución encontraremos al Espíritu de la Tierra y nos daremos cuenta del poder de Su nombre, propiamente pronunciado.” [pp. 27-29]

 

Para mí el jueves siempre ha sido el punto en el espacio para hacer contacto con el Maestro interior.  Recuerdo, con claridad, que la noche insomne cuando este incidente ocurrió fue un jueves y que, en la oración, claramente, había rogado por la presencia Divina del Cristo Jesús.  

                                                                                                          

Algo similar, es la explicación a la segunda pregunta, "¿Qué es la vocecita silenciosa?"  En este respecto, Max Heindel dice:

 

“En sus primeros pasos, el hombre empleó los sólidos; la fuerza muscular era su único medio para realizar una obra, y los primeros instrumentos con que armó su brazo, fueron huesos y piedras, convenientemente afilados.  Más tarde, se confió por vez primera a las aguas -un líquido- y la rueda de agua fue su primera maquinaria. El líquido es mucho más fuerte que el sólido.  Una ola puede deshacer la obra muerta de un barco, echar abajo sus mástiles y torcer una barra de hierro como si fuera un alambre; pero la energía del agua es una fuerza estacionaria y, por lo tanto, limita su trabajo a la inmediata vecindad.  Cuando el hombre comenzó a emplear la fuerza aún más sutil del aire, le fue posible levantar molinos de viento en cualquier parte del mundo, y hacer barcos de vela que pusieran en comunicación unas partes con otras.  Así que, el nuevo paso del hombre en el camino de su desarrollo, lo efectuó mediante el empleo de una fuerza aún más sutil que el agua y más universalmente aplicable que ese elemento.  Pero el viento es inestable y no se puede confiar en él; por consiguiente, el progreso de la civilización humana, adquirido por su intermedio, es insignificante si se lo compara con el realizado mediante un gas aún más sutil, el vapor, pues este puede producirse en cualquier momento y en todas partes, y el progreso del mundo ha sido enorme desde su descubrimiento.  Hay, no obstante, un serio inconveniente u obstáculo a su utilidad, y es que el vapor necesita una complicada maquinaria.  Este obstáculo queda eliminado prácticamente mediante el empleo de una fuerza aún más sutil, más fácilmente transmisible: la electricidad, que es invisible e intangible.

 

“Así que, podemos ver, que el progreso del hombre en el pasado ha dependido de la utilización de fuerzas de creciente sutilidad, siendo cada fuerza de la escala más fácilmente transmisible que la anterior, y podemos deducir sencillamente que el progreso futuro depende del descubrimiento de fuerzas aún más sutiles, transmisibles con mayor facilidad.  Sabemos que lo que llamamos radio-telegrafía no necesita el empleo de alambres, pero, hasta ese sistema, no es ideal, pues depende de la energía generada en una estación central, la que es estacionaria.  Esto requiere el empleo de maquinaria muy costosa y está, por consiguiente, fuera del alcance de la mayoría.  La fuerza ideal sería un poder que el hombre pudiera generar dentro de sí mismo en cualquier momento, sin necesidad de maquinaria.”  [Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas Volumen I, pp. 25-26]

 

Siguiendo con mi teoría, entre las voces, que yo escuche, sentía que una era ese centímetro de riesgo que a veces descartamos como disparate.  Creo que estas voces representaban una extensión de mí ser.  Estas prolongaron la capacidad de mi propio espacio de conciencia para dejarme ver que dentro de la identidad había un partido de riesgo.

 

 La voz que susurró “Levántese” tenía una inmensa cantidad de espacio en la región de lo desconocido y últimamente señaló ese centímetro de riesgo que yo quería explorar.  En mi explicación a esta pregunta tengo solamente que añadir que la voz que decía “Levántese” estaba llegando del Maestro Interior.  La otra voz estaba viniendo de mi propia creencia  subconsciente, que debemos dormir ocho horas diarias.  No puedo demostrar ninguna de estas explicaciones científicamente.  Por lo tanto, dejaré al discreto de la audiencia encontrar una mejor explicación.

                                                                                                                       

Cuando me hice la próxima pregunta, “¿Quién es el responsable por la finalización del programa CAI?” - No tenía ninguna respuesta digna de atención o sagaz.  Sin embargo, hoy, siento que la experiencia tenia múltiples propósitos.  La noche insomne fue una manera de trabajar con el Maestro Interior sobre un proyecto que seria utilizado por muchos de mis estudiantes.  Retrospectivamente, creo que diversos factores son responsables por la finalización del programa CAI.  Entre las muchísimas razones, incluyo lo que sigue:

 

a.         Los graduados de este programa de enfermería anteriormente habían expresado la dificultad del programa;

 

b.         Los estudiantes, en curso, empezaban a manifestar la misma dificultad en la misma área del programa;

 

c.         En esa área, las puntuaciones en las pruebas del estudiante indicaban un salto de una caída tremenda;

 

d.         Los estudiantes de enfermería tenían un registro de puntajes académicos muy alto;

 

e.         Estos estudiantes indicaban un gran potencial para "Curar al enfermo”;

 

f.          La época estaba madura para el proyecto de aprendizaje;

 

g.         Yo quería lo mejor para mis estudiantes;

 

h.         Yo estaba en el lugar apropiado en el tiempo más adecuado; y

 

i.           Yo respondí a la ‘vocecita silenciosa’ y me hice disponible para ese centímetro de riesgo.

 

 Pues bien, "¿Quién es el responsable por la finalización del programa CAI?"  ¿Es este el autor del programa CAI?  La respuesta de esta pregunta es difícil porque durante esta labor celestial nadie esta a cargo de ninguna parte del trabajo actual.  El trabajo que es hecho durante una noche insomne, como lo mencionado anteriormente, es a menudo único.  Muchas veces este trabajo tiene las cualidades de pericia en áreas como: la música, el arte, la instrucción y la ciencia.  También tiene esos detalles únicos que han sido estudiados cuidadosamente y que hacen el proyecto destacar.  Debido a que soy una mujer simple y  humilde, con un termino medio de inteligencia, no puedo reclamar ningún crédito por el programa CAI.  Además, como he declarado anteriormente, “aunque no dormí esa noche, la mañana siguiente fui a trabajar descansada.” No hubo ninguna evidencia (mental o física) que yo había llevado a cabo cualquier tipo de trabajado esa noche completa.  Esto me dice que la gran labor, que produjo el programa CAI, no era exclusivamente mía.  Creo que este trabajo fue finalizado por una fuerza creativa generada por todas esas personas que tienen fe en la premisa de “sanar al enfermo.”

                          

"El Proceso Para Vivir Con Cristo" se encuentra dentro de nosotros mismos.  Dentro de nuestras vidas el cuerpo físico siempre está evolucionando porque los otros cuerpos invisibles resisten o mantienen su más alta sabiduría.  Latente en el campo de nuestra aura hay varias clases de vibraciones.  Estas están formadas por átomos de la vida que se están moviendo hacia nuestros centros físicos.  Estos átomos también se mueven de nuestros centros hacia un plano de evolución más alto que sigue las leyes ocultas de la naturaleza.

 

Con excepción a los Iniciados en el gran Templo de la Sabiduría , pocas personas hoy en día conocen la vibración del planeta o la proporción numérica de cada criatura en este planeta Tierra.  Estas vibraciones rápidas neutralizan y extinguen las más lentas y las más toscas.  Lo que los astrólogos conocen como la "Polaridad" de una persona puede ser conseguido por el esfuerzo individual.  A fin de conocer justo dónde está esa alma parado en su progreso evolutivo, primero debemos encontrar las tasas de su vibración.

 

En cada persona, una tasa particular de vibración es dominante y una clase de estos átomos de vida funciona más inmediatamente que las otras.  Para encontrar el acorde dominante de un individuo debemos conocer las varias tasas de vibración en el campo del aura de la persona.  Las tasas de vibración son conocidas como el acorde dominante de la persona.  En el proceso de encontrar el acorde dominante, también podemos revisar nuestra aura individual.  El aura nos puede decir la vida que el individuo está, actualmente, desempeñando.  Las tasas de vibración son el indicio que puede poner a uno de regreso en el sendero de la luz si ya no está ahí.  Cada persona debe estar en armonía con ese acorde dominante para que su alma pueda desarrollarse.  Junto con la fibra dominante, el acorde de la persona y el aura, la vida actual del individuo puede proveer evidencia física.  Juntos, éstos darán una cuenta sobre si la persona ha sido capaz de agotar ciertas influencias y ha cruzado vibraciones que levanten el conocimiento de la identidad personal hacia esa identidad Divina interna.

 

Cuando este proceso es finalizado, la parte más tosca en el campo de nuestra aura desaparece por sí misma, nuestras viejas ataduras se desabrochan y nuestro ambiente viejo se derrumbe; permitiendo que el individuo persevere con cualquier idea en particular, así como también en la vibración consiguiente, por una duración de tiempo más larga.

 

Debido a que los otros cuerpos son invisibles a la simple vista, estos no son dados una oportunidad de expresar su pericia.  Sin embargo, durante una noche insomne, como la que he descrito, un proyecto de gran magnitud es creado cuando todos los cuerpos se unen.  En otras palabras, los "Nosotros" en nos se convierten en "yo", y parece entonces, que muchos profesores y maestros con pericias diferentes están laborando en conjunto en el trabajo o el proyecto.  Aun con esto, todo... todo es el trabajo de nuestro Padre Celestial y su reacción celestial hacia nuestras necesidades humanas.

 

Concluyo, ahora, esta conferencia agradeciéndole, mucho, a todos ustedes por estar aquí.  Su participación ha sido un obsequio inestimable para mí, y citando de la Biblia ,

 

“Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del padre de las luces …”

  ___Santiago 1:17

 

Espero que nuestro Diosito nos continúe iluminando,

 ___Muchísimas Gracias

 

HOME

LECTURES

PHOTOS

LINKS

 

Living with Christ

Edited by Alexandra B. Porter, Ph. D.

aum_morrar@netzero.net

Devoted to studies designed to aid the modern seeker to a spiritual reorientation in the Light of the Rosicrucian Wisdom.

This Website is hosted for free by Tripod.  We are not responsible by the banners at the top of our webpages.

 

 

 

 

Subscribe to livingwithchrist

Powered by groups.yahoo.com

 

 

To hear the right sound of the instruments and the sound effects you really need a GOOD SOUNDBLASTER

 

All songs can be played in

WINAMP (free download)